Productos

Encuestas

¿Como nos conocistes?
 

Facebook

¿Quién está en línea?

Tenemos 4 invitados conectado(s)
  • Somos líderes: capaces de dirigir, motivar y tomar decisiones objetivas.
  • Somos proactivos: actuando siempre con iniciativa, dinamismo y responsabilidad para generar soluciones.
  • Somos comprometidos: con nuestros proyectos, con nuestros clientes y con nuestro equipo de trabajo.
  • Somos innovadores: para lo que trabajamos constantemente en el diseño de nuevas soluciones, más eficaces y eficientes.
  • Somos competitivos: al trabajar persistentemente en obtener los más altos niveles de calidad.
  • Somos emprendedores: nos motivan los retos y grandes desafíos.
Inversiones en América Latina en peligro PDF Imprimir E-mail
Usar puntuación: / 0
MaloBueno 
Escrito por Inversor Latan   
Lunes, 13 de Septiembre de 2010 22:21

La región seguirá creciendo como hasta el momento. Lo mismos sucederá con las inversiones, pero en determinados países las limitaciones aún no se superan. Condiciones internas y riesgos para los capitales extranjeros desalientan la inversión.

El crecimiento económico de América Latina será el más alto de los últimos años, gracias a la inversión extranjera directa (IED) que en la región se aproxima este año a los cien mil millones de dólares, según un informe de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), que estima que hasta fin de la gestión 2010 la IED aumentará un 50%.

El organismo estima un alza en los flujos de inversión basado en las mejores perspectivas de crecimiento para la región, las tendencias de largo plazo de flujos de inversión extranjera y las previsiones de algunos de los mayores países receptores. Sin embargo, la CEPAL considera también que estas proyecciones pueden verse afectadas por factores, como la incertidumbre que prevalece en algunos países.

Bolivia está entre ellos. Nuestro país necesita inversiones sin demora, es la única vía para desarrollar las amplias potencialidades que tiene, lamentablemente, captó menos del 1% de las inversiones de la región.

La CEPAL anota que en Bolivia, las inversiones están disminuyendo. En 2009 la presencia de capitales extranjeros respecto a 2008 fue menor en $us 90 millones. Es decir, la gestión pasada captó $us 418 millones de IED y en 2008 logró $us 508 millones. Estas sumas no representan ni el 1% de los capitales que llegan a la región.

En este momento el país se encuentra ante una disyuntiva entre perder las oportunidades de la coyuntura, o enfrentar sin demora la tarea de presentar un escenario más estable, seguro, confiable para tentar a los inversionistas a desarrollar las riquezas naturales bolivianas, esta vez con reglas claras que permitan la industrialización y no simplemente la explotación de las materias primas, y de esta manera lograr captar un porcentaje importante de los millones de dólares invertidos en la región.

Las inversiones seguirán fluyendo hacia los países considerados de primera línea en Latinoamérica, como Brasil, México, Argentina y Chile a los que ahora se ha incorporado Perú, que ha desplazado a Bolivia en la exportación de minerales. De esta manera, Bolivia ha quedado relegada a un plano de desconfianza, donde se encuentran Ecuador, Paraguay y Venezuela, pese a contar con tantas potencialidades y riqueza que son de inocultable atracción para los inversionistas